miércoles, 14 de mayo de 2014

ENFRENTANDO EL CÁNCER

Cuando me lo dijeron me vine abajo. Lloré, tuve miedo, tuve rabia, me pregunté por qué a mi y ahora...

Me di cuenta de que yo sola me estaba metiendo en el corredor de la muerte, vestida de naranja y con una sentencia pendiente de confirmar...

Fue entonces cuando decidí coger las riendas de mi vida. No todo va a depender de diagnósticos y de decisiones médicas, yo también podía hacer algo por mi misma.

Lo primero mantener la calma, lo siguiente dar la orden a mi cuerpo para que se pusiera en marcha y se defendiera de este ataque tan inesperado como injusto, confiar en el equipo médico que me está atendiendo, y por último escuchar a mi cuerpo y a mi cabeza, respondiendo preguntas y admitiendo que tenía que parar y descansar: no soy superwoman.

Había una pregunta que me repetía una y otra vez, pero que no escuchaba: "¿por qué?". A mi me han educado para que no cuestione las cosas, para que las admita y las asuma sin buscar razones... pero esta vez no va a a ser así. Necesitaba una respuesta porque si he llegado a esta situación es por algo, y tengo muy claro que no quiero que se vuelva a repetir. Las situaciones traumaticas siempre te enseñan cosas.

Entendí ese "porque" y me he puesto en modo aprender: atenta a lo que ocurre a mi alrededor, a cómo responde mi cuerpo, a lo que escucho, a lo que no quiero escuchar... y por fín llegó la PAZ.


Y, cuando consigo esa paz, me vuelvo a dar caña... "tendría que estar nerviosa, muerta de miedo, triste..." y yo solita me digo a mi misma: "¿no estaré siendo un poco frívola?" (oleeé)

Vuelta a empezar... "no eres frívola, estás haciendo lo que tienes que hacer, no te gusta ser pasiva, no te gusta ser víctima... siempre has luchado y esta es tu forma de afrontar este momento"

Me tranquilizo: si tengo algo que aprender lo voy a hacer... pero con el menor sufrimiento posible.
Y estoy en ello. Viviendo el presente, sin proyectarme ni prepararme. Estoy preparada para lo que venga, sea lo que sea, pero no creo que necesite anticipar cosas que no se si a mi me van a ocurrir.


Imaginar que mañana voy a tener un accidente, que me voy a romper una pierna... visualizar ese hueso roto, la sangre, el dolor... definitivamente no tiene sentido. Si me ocurriera algo así, como estamos en el siglo XXI, despertaría atiborrada de calmantes, con la pierna en proceso de curación y sin apenas recordar lo que ocurrió.

Todos sabemos que la forma actual de curar el cáncer pasa por un periodo más o menos largo de empeoramiento y de sufrimiento físico y mental. Yo sé que esta es una de las cosas en las que más se está trabajando en la medicina actual, y estoy segura de que a mi me va a tocar todo lo nuevo :).

Estoy tranquila. He asumido que esto es un proceso de sanación...y cuando te estás sanando todo va a mejor.

Cada día tendré mas fuerzas, y recuperaré la alegría y la energía que he perdido en estos últimos años enfrentando muchas situaciones muy difíciles.

Tengo que dar las gracias a todos los que me están acompañando en este proceso... me estáis transmitiendo mucha energía y mucha paz. Pero esto no es algo improvisado, ni que dependa de la suerte... En esta vida todos podemos elegir cómo y con quién vivir los momentos importantes, y yo tengo una familia maravillosa y me he rodeado de amigos con una gran categoría humana... ¿Qué mas quiero?

Como me dijo mi hijo: "¡¡¡ Pues vamos a ello, y a darle duro!!!"

Empieza a amanecer.
Ana




2 comentarios:

  1. Impresionante desde la primera palabra a la última. Me ha encantado

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana,

    Me parece muy valiente que escribas estas entradas en el blog sobre el cáncer pues no creo que sea algo fácil de lo que hablar, sin embargo muchas veces escribiendo empezamos a deshacernos de pensamientos que nos rondan la cabeza y qué mejor manera que dejarlo plasmado en un blog y encima poder ayudar a gente que esté pasando por lo mismo.

    Han pasado casi dos años desde que escribiste esta entrada, ¿cómo estás? Espero que todo fuera bien. Me encontré de pronto con tu blog y no sé si seguirás escribiendo pero creo que lo haces muy bonito y con mucha honestidad, que es lo importante.

    Yo también tengo un blog, desde hace poco, quizás quieras pasarte a echarle un vistazo.

    http://tiempoemocional.blogspot.com.es/

    Espero saber de ti. Te mando un beso! :)

    ResponderEliminar