jueves, 3 de noviembre de 2016

EDUCAR PARA EL FUTURO

El futuro... ¡Cuanta gente llega a mi despacho angustiada por el futuro!. Queremos saber lo que va a ocurrir, y no nos damos cuenta de que podemos provocar lo que va a ocurrir.

Ayer estuve en la Fundación Telefónica en un evento organizado por El País y la Fundación Santillana, en el que se debatía sobre este tema: Educar para el Futuro. Quizá es uno de los temas que mas inquieta a la sociedad actual. Las carreras del futuro, las profesiones del futuro, la educación del futuro... Es inalcanzable... No podemos vivir en el futuro. ¿Qué está pasando en el presente?

Se dijeron cosas muy interesantes sobre las tendencias del futuro. La importancia de dignificar la formación profesional, la creatividad, las asignaturas de humanidades, las nuevas tecnologías... Podéis ver todo el evento aquí Educar para el Futuro. Os lo recomiendo, fue muy interesante. Me encantó Marta González Novo, gran profesional que condujo el debate de forma magistral.

A mi me llamó mucho la atención la intervención de Adela Cortina, (Catedrática de Ética de la universidad de Valencia). Dijo tres cosas sencillas y claras, y a la vez revolucionarias. Apenas han creado titulares, y son la clave del futuro:

- Hay que desarrollar una inteligencia diligente.
- Donde haya un problema, resolverlo
- La oferta genera demanda en la sociedad, y por tanto, empleos de futuro.

Y ya está... 

¿Cuantos de los que estudiamos la carrera hace años sabíamos algo sobre internet, páginas web, telefonía móvil, energías alternativas, construcción sostenible, lenguajes de nueva generación, sistemas de información geográfica, big data... y tantas y tantas otras cosas que han ido apareciendo nuevas? ¿quién podía imaginar en el siglo XIX que unas de las profesiones de mas éxito en el siglo XX iba a ser electricista?

Está claro que debe haber una formación continua. Que no nos podemos quedar en lo que ya sabemos como si fuera "mi tesoro". Que hay que evolucionar. Y para eso necesitamos una inteligencia diligente. 

Las profesiones de futuro son aquellas que resuelvan problemas. No hay profesiones de futuro, hay profesionales de futuro. Esos que se plantean que cuando "llegue ese río ya lo cruzaré", personas que confían en su inteligencia, en sus habilidades, en su capacidad para afrontar imprevistos.

Adela también definió dos conceptos que ayudan a entender el futuro. El técnico es la persona que domina los medios, el profesional es la persona capaz de poner los medios al servicio de la sociedad.

¿Sabes ya lo que vas a estudiar? Pues cualquier cosa que desarrolle tu inteligencia diligente, esa que es capaz de resolver problemas. Todas las asignaturas que ofertan actualmente las distintas universidades lo pueden hacer, siempre que te lo propongas. Entrena para ser un profesional de futuro y no te angusties con lo que va a pasar.  Los estudios no son un fin, son un medio. Aprovéchalos. 

Ana Jover Sanz-Pastor
Inteligencia Emocional
Practicioner PNL
Concentración alfa
Técnicas de estudio
Neuroeducación
Lda. CC Biológicas 

No hay comentarios:

Publicar un comentario